NOTICIAS
20 Enero 2021
Investigadores nacionales identificaron nuevos factores de virulencia de Piscirickettsia

Mediante un estudio in vitro, investigadores nacionales evidenciaron que el patógeno bacteriano, que afecta a la salmonicultura, puede producir varios tipos de proteasas.

Según el más reciente informe sanitario de Sernapesca correspondiente al primer semestre de 2020, la Piscirickettsiosis fue la principal causa de mortalidad infecciosa en salmón Atlántico y la segunda en trucha arcoíris, reafirmando su importancia a nivel país.

Por esta razón, la continua investigación sobre diversos aspectos de la bacteria como sus factores de virulencia, es fundamental.

De acuerdo a un trabajo publicado en el medio Salmonexpert, las enzimas proteolíticas que degradan distintos tipos de proteinas, por ejemplo, son importantes factores de virulencia, ya que desempeñan un papel clave en la invasión y proliferación bacteriana dentro del hospedador.

Piscirickettsia salmonis invade diversos tejidos entre los que se encuentra el músculo, sin embargo, según un nuevo estudio publicado, hasta la fecha no se han descrito enzimas proteolíticas en el patógeno.

Debido a este hecho, científicos chilenos realizaron una investigación con la finalidad de descubrir y caracterizar este tipo de enzimas en el patógeno bacteriano.

Primero, mediante un análisis informático de los genomas y cepas disponibles de P. salmonis, identificaron una batería de genes putativos codificantes de proteasas, y los compararon con otros genes de proteasa en bases de datos. Luego, los expertos analizaron los niveles de transcripción de cinco genes candidatos mediante infección in vitro y qPCR.

Como resultado, encontraron que todas las cepas estudiadas de la bacteria generaron actividad proteasa en diversos grados, “y esto aumentó significativamente cuando las bacterias infectaron una línea celular de salmón”, expusieron los científicos.

Finalmente, también evidenciaron la expresión génica de varios tipos de proteasas, correspondiendo los niveles más altos al sistema de secreción tipo 1 (T1SS) que también interviene en el transporte de hemolisina A, “aunque además encontramos transcritos con niveles significativos de peptidasa M4 (termolisina) y proteasas CLP”, concluyeron.

Revise el abstract del estudio titulado “Analysis of genes encoding for proteolytic enzymes and cytotoxic proteins as virulence factors of Piscirickettsia salmonis in SHK‐1 cells”, aquí.

 

*El autor material de este trabajo periodístico es Francisco Soto de medio Salmonexpert*

VER MÁS
18 Enero 2021
Centro IDEAL impulsará nuevas investigaciones durante los próximos cinco años

La institución obtuvo la aprobación para operar en un segundo periodo, donde el foco será generar conocimiento sobre la conectividad y vulnerabilidad de los ecosistemas marinos del cono sur.

En tiempos donde se hace fundamental entender los avances del cambio climático y su impacto en los ecosistemas marinos de las zonas antárticas y sub-antárticas, el Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (IDEAL) de la Universidad Austral de Chile (UACh), ha obtenido la aprobación para continuar su trabajo científico durante los próximos cinco años en la Región de Magallanes y Antártica Chilena.

Durante el primer lustro, el equipo multidisciplinario de investigadores destacó por los estudios realizados en la Patagonia y la Antártica, un esfuerzo mancomunado que se vio reflejado en los resultados: 240 publicaciones científicas de alto impacto, que aportan nuevo conocimiento no solo de los efectos del cambio climático, sino que también de las transformaciones políticas y sociales-humanas que estos conllevan.

Es en ese contexto que tras un extenso proceso de evaluación, que consideró la preparación y defensa de una nueva propuesta científica ante expertos internacionales, la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID) del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación anunció la continuidad de la institución. El Centro IDEAL fue calificado con la máxima puntuación en todos sus indicadores, siendo una de las mejores evaluaciones de todos los Centros FONDAP de Chile.

“Nuestro centro ha culminado exitosamente un periodo marcado por profundos cambios ambientales, sanitarios y sociales. Esta etapa no solo nos deparó profundas satisfacciones en nuestro desempeño y contribuciones en la arena científica, política y social, sino que también nos abrió nuevos desafíos científicos para seguir trabajando en las regiones de la Patagonia Austral y Antártica, patrimonios de Chile y la humanidad, que requieren ser protegidos, valorados y usados en forma sustentable”, comentó el director del Centro IDEAL, Dr. Humberto González.

“Los mares del sur constituyen una reserva de biodiversidad marina única, cuyos cambios y dinámicas tienen un impacto que va mucho más allá del ámbito regional: poseen una influencia global. Tanto el clima, como los procesos biológicos que ocurren en esta vasta región del planeta están siendo afectados por el cambio global y es por ello que tenemos el deber ético como científicos de estudiar e interpretar estos cambios y la responsabilidad de darlos a conocer a la sociedad en su conjunto”, manifestó el Dr. Iván Gómez, subdirector de la institución.

De cara a este nuevo periodo, las investigaciones del Centro IDEAL se centrarán en el análisis y estudio de larga data, con el fin de evaluar la variabilidad de los ecosistemas marinos en periodos interanuales. Paralelamente, se trabajará en diversos tópicos, entre los que destacan: nuevos modelos socio-ecológicos, vulnerabilidad de especies primordiales e invasiones de organismos no nativos en los mares del sur (principalmente en Antártica), siempre bajo el concepto de los efectos provocados por el cambio climático.

Dentro de los cambios a implantar en este segundo lustro, se encuentra la renovación de los programas de investigación del Centro IDEAL, que se agruparán en cuatro líneas: Variabilidad medioambiental en el océano, Bio-invasiones y adaptación de los organismos, Modulación de las interacciones biológicas, y Servicios Ecosistémicos, con el objetivo de integrar de mejor manera el trabajo que se realiza en la Patagonia, con especial énfasis en la Región de Magallanes y Antártica Chilena, una de las zonas más afectadas por el cambio climático.

El Dr. Hugo Silva, administrador de la institución comenta que “el Centro IDEAL ha ayudado a posicionar el nombre de la Región de Magallanes y Antártica Chilena, nacional e internacionalmente, aportando en la descentralización de nuestro país con temáticas de interés global. Es por esto que la renovación es un gran desafío para todos, puesto debemos continuar en la senda que muestre la innegable importancia mundial y actual que tiene el extremo sur de Chile”.

Finalmente, en este nuevo periodo se buscará afianzar el trabajo existente con otras instituciones dedicadas al estudio de la zona sub-antártica y Antártica. Este plan de trabajo también considera la colaboración con organismos internacionales y nuevas expediciones.

 

 

 

*El autor material de este trabajo periodístico es el Centro IDEAL de la Universidad Austral de Chile*

VER MÁS
14 Enero 2021
Nuevo estudio señala que Péptidos podrían mejorar la efectividad de vacuna contra piscirickettsiosis

Los científicos chilenos descubrieron que ciertas proteinas recombinantes de Vibrio anguillarum ayudan en el proceso de generación de inmunidad de la vacuna contra Piscirickettsia salmonis.

Un grupo de investigadores chilenos publicaron recientemente un estudio en donde evaluaron el uso de flagelina (rFLA) y el dominio D1 de la misma proteína (rND1) de Vibrio anguillarum como adyuvante para una vacuna comercial contra Piscirickettsia salmonis.

La flagelina es una molécula que está presente en ciertos microorganismos, y tiene la propiedad de activar una señal de alerta en las células inmunes, a través de su unión a otra molécula llamada receptor tipo toll 5 (TLR5).

Cuando ambas moléculas interactúan físicamente se induce una cascada de señales dentro de la célula inmune, principalmente macrófagos, lo que se refleja en una mayor actividad antibacteriana y mayor producción de factores inflamatorios llamados citoquinas.

En este sentido, Roxana González, investigadora del Laboratorio de Biología Molecular de Peces de la Universidad Austral de Chile y autora del estudio, explicó en conversación con el medio Salmonexpert que para que una molécula sea un buen adyuvante, “tiene que poder activar rápidamente a las células que identifican, fagocitan y presentan a los microorganismos a las otras células del sistema inmune”.

“En el caso de una vacuna, los componentes de ésta deben ser reconocidos rápida y organizadamente para dar inicio a una inmunidad adquirida potente y de larga duración en contra del patógeno para cual esta vacuna busca proteger”, señala la experta.

Fue así como en el estudio los científicos demostraron que rFLA y rND1 generan una regulación positiva aguda de citocinas proinflamatorias (IL-1β, IL-8, IL-12β), permitiendo la expresión de genes asociados con la activación de células T (IL-2, CD4 , CD8β) y diferenciación (IFNγ, IL-4/13, T-bet, Eomes, GATA3).

A pesar de estos resultados, todavía falta corroborar si existiría un efecto in vivo como menores mortalidades en los peces vacunados e inoculados con el adyuvante, sin embargo, González indica que ya existen resultados preliminares prometedores en este sentido, no obstante, “se requiere aumentar el poder estadístico considerando un número mayor de peces en el muestreo”.

Consultada por si estas moléculas pueden tener un escalamiento comercial o ser incluido en las vacunas para peces, la experta responde: “Por supuesto, y eso podría tener un gran impacto a nivel comercial, tanto para el acuicultor como para la productora de vacunas. Existen opciones de escalar la fabricación de las moléculas usadas en esta investigación en un modelo GMP (Buenas Prácticas de Manufactura), para garantizar calidad e inocuidad de los preparados, para ello se requiere financiamiento y de un socio adecuado para tales propósitos”.

Células neoplásicas

Asimismo, la también investigadora de la Fundación Arturo López Pérez describe que tanto la flagelina como el péptido recombinante que fueron utilizados en este estudio podrían ser aplicados a cualquier vacuna, y que dentro de los próximos pasos de la investigación, además de generar un escalamiento y producción a mediano y largo plazo, también planean expandir el uso de las moléculas en humanos.

“Junto al Dr. Franz Villarroel de la Fundación Arturo López Pérez, estamos expandiendo el uso de estas moléculas hacia mamíferos superiores, y explorando en modelos humanos la habilidad de la flagelina, y sus péptidos, para potenciar una respuesta inmune específica contra células neoplásicas. Por ahora te puedo adelantar que hay resultados muy promisorios”, concluye la especialista.

Lea el abstract del estudio titulado “ Full recombinant flagellin B from Vibrio anguillarum (rFLA) and its recombinant D1 domain (rND1) promote a pro-inflammatory state and improve vaccination against P. salmonis in Atlantic salmon (S. salar)”, aquí.

 

*El autor material de este trabajo periodístico es Francisco Soto de medio Salmonexpert*

VER MÁS