NOTICIAS
24 Septiembre 2020
Producción acuícola: Avanzando en el cultivo de nuevas algas

El pelillo sigue siendo la principal alga cultivada en Chile, pero universidades y centros de investigación, siguen avanzando en la producción de nuevas especies.

El cultivo de macroalgas en Chile partió en la década de 1980 y ha sido desarrollado, fundamentalmente, por pescadores artesanales que se han dedicado con éxito –sobre todo en la región de Los Lagos– al cultivo de pelillo (Agarophyton chilense), que representa alrededor del 95% de la producción nacional de algas. Se trata de una industria pequeña –figura con el 1,5% del total de cosechas a nivel nacional–, pero que se ha mantenido por largo tiempo.

No obstante, los últimos años se ha estado promoviendo con bastante fuerza el cultivo de nuevas algas marinas, con el fin de diversificar la actividad y entregar nuevas fuentes de trabajo a los pescadores artesanales que, por ley, pueden destinar hasta un 40% de sus Áreas de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos (Amerbs) a la acuicultura.

Es así como –con el apoyo de consultoras, institutos, universidades y centros de investigación a lo largo del país– se han obtenido avances en la producción de algunas algas pardas como los huiros y la chicorea de mar (Chondracanthus chamissoi). El objetivo es aportar, principalmente, a la diversificación de la acuicultura y desarrollar también una acuicultura de pequeña escala (APE).

 

  • Productos con potencial

El interés que existe por las algas va más allá de su aporte nutricional, tanto a nivel nacional como internacional. El sector agropecuario, farmacológico y cosmético han sabido aprovechar las características únicas de estas plantas marinas para la elaboración de nuevos productos. En esta línea, diversas entidades han estado trabajando fuertemente para avanzar en el cultivo, pues se cree que podría haber grandes oportunidades para estos recursos.

El director del Laboratorio de Macroalgas y Fitopatología de la Universidad Austral de Chile (UACh), Pedro Murúa, concuerda con que el huiro es uno de los candidatos más idóneos para la producción acuícola. “Su cultivo ha sido desarrollado por varios grupos de investigación a nivel nacional y sus tasas de crecimiento son de las mayores dentro de los organismos vivos del planeta (en el mejor de los casos 60 cm por día), lo que podría asegurar grandes productividades por unidad de área de cultivo. También creo que el luche chileno (Pyropia sp.) tiene potenciales sin precedentes. Esto porque es la macroalga más cara en el mundo y, actualmente, la oferta está estancada y altamente sobrepasada por la demanda”, comenta.

En la zona norte de Chile, en la región de Coquimbo, opera el Centro de Innovación Acuícola AquaPacífico. Su coordinadora de Transferencia y Negocios, Carolina Oliú, sostiene que la actividad de extracción de algas sigue estando por sobre la actividad de cultivo en la zona.

“Para el norte, es importante trabajar desde un aspecto más holístico, no solo haciendo referencia al cultivo, sino que solucionando problemas previos, como permisos, regulaciones o informes de seguimiento”, dice. Agrega que, dentro de las algas con mayor potencial, están las que presentan mayor atractivo comercial, como el huiro palo (Lessonia trabeculata), huiro y la chicoria de mar.

Para ello, “hace falta que salgamos a escalar y abordemos cómo hacemos que las caletas y grupos que estén interesados puedan concretar sus proyectos. Pero tienen que ser iniciativas del productor, con nuestro apoyo como AquaPacífico desde el punto de vista técnico, que es nuestra área”, expresa la ejecutiva.

  • Investigaciones en curso

Desde el IFOP, Sandra Saavedra destaca que “se han implementado cultivos de chicorea de mar y huiro flotador en el Amerb del Sindicato Caleta Río Seco en Iquique. En la misma línea, el jefe del Departamento de Repoblación y Cultivo, Francisco Cárcamo, agrega que, además, se está trabajando en el Programa Integral de Desarrollo de Acuicultura de Algas para Pescadores Artesanales y Acuicultores de Pequeña Escala, el cual se ejecuta desde el 2017 y que tiene como objetivo “establecer estrategias de desarrollo de acuicultura de algas en Amerbs y concesiones de acuicultura”.

La UACh, por su parte, está trabajando en dos líneas de investigación. La primera dedicada al potencial en el alga luche y el repoblamiento de huiros y, en segundo lugar, en bioseguridad en acuicultura de macroalgas, proyecto financiado por GCRF del Reino Unido (GSSTAR), que busca estudiar enfermedades y políticas de bioseguridad a nivel latinoamericano.

“El cultivo de luche, actualmente, cuenta con el desarrollo experimental hasta la fase mar, pero falta mejorar las productividades, además de agregarle valor al producto final. En el caso del repoblamiento de huiros, se han piloteado varias pruebas en la región de Atacama, con resultados bastante buenos donde las poblaciones de estas algas fueron diezmadas, por ejemplo, por aluviones. Por otro lado, la línea de bioseguridad es bastante nueva, pero sus resultados preliminares sugieren el nacimiento de varias líneas de investigación que se podrían explotar en términos biológicos (patofisiología) y de políticas públicas”, dice Pedro Murúa.

  • Proyecciones

Los investigadores concuerdan con que se debe avanzar –de manera primordial– en las tecnologías de producción de algas. A su vez, ampliar los territorios cultivables, con el fin de generar más y mejores productos de calidad, adecuados a los requerimientos de mercado.

Marcela Ávila, por ejemplo, comenta que “si bien existen tecnologías disponibles para el cultivo, todavía falta en el escalamiento de la tecnología para resolver problemas ingenieriles y de optimización de los sistemas de cultivo. En lo económico, debemos trabajar fuertemente en desarrollar valor para los productos que se generen, ya que hasta ahora prácticamente la mayor parte de nuestros recursos algales se exportan como commodities”, expresa.

Desde el IFOP, en tanto, precisan que “para la consolidación, sobre todo de nuevas especies en cultivo, se requiere aumentar la capacidad productiva nacional en hatchery, producción controlada de semillas de buena calidad y diseños de nuevos sistemas de cultivo para escalamiento. En el ámbito de la transferencia tecnológica, se requieren procesos de capacitación, entrenamiento y transferencia de más largo plazo que permitan incorporar las implicancias de la acuicultura sobre todo en pescadores artesanales”.

Pedro Murúa, concluye que si bien Chile es el mayor productor de macroalgas vía pesquería del continente americano, la producción ha estado estancada en términos de crecimientos; esto debido a que “las poblaciones tienen una capacidad limitada de recuperación, las cuales están sobrepasadas en estos momentos. La acuicultura podría ser una solución para hacer crecer esta disponibilidad de biomasa, pero debe actuar en sinergia con otros actores que permitan la optimización de procesos y adición de valor”.

VER MÁS
21 Septiembre 2020
Producción de salmón en tierra: La tendencia que está revolucionando a la acuicultura mundial

El interés por la producción de salmón bajo sistemas RAS en tierra ha crecido de manera exponencial. Ya hay proyectos funcionando, tanto en Europa como en América.

Hace alrededor de 20 años, la salmonicultura mundial comenzó a incorporar una tecnología que le ayudó implementar una producción de agua dulce en tierra de manera mucho más eficiente. Se trata de los sistemas de recirculación de aguas (RAS, por su sigla en inglés). 

En los primeros años, los sistemas RAS fueron utilizados para la clásica producción de smolts, es decir, peces hasta unos 150 grs, los que posteriormente eran traspasados al mar. No obstante, en los últimos años, muchas de estas pisciculturas han estado ampliando sus instalaciones para la producción de post smolts, es decir, peces de hasta 500 grs o incluso 1 kg (como sucede en Noruega).

La eficiencia mostrada por los sistemas RAS fue un paso clave para que varios actores de la industria acuícola global –o simplemente inversionistas con amplia visión de futuro– comiencen a pensar en la opción de efectuar el ciclo completo del salmón, u otros peces, en tierra.

Si ha sido posible llegar a ejemplares de hasta 1 kg sin grandes complicaciones, ¿por qué no avanzar hacia peso de cosecha? Y es así como han ido apareciendo proyectos, tanto en Europa, Asia y América, que están apostando por esta nueva forma de producción que está cambiando la cara de la acuicultura. La clave, al parecer, está en situar las instalaciones productivas cerca del mercado, con el fin de entregar un producto fresco, local y con menor impacto ambiental.

 

  • Los pioneros:

Cuando se habla de producción de salmón en tierra, lo primero que viene a la mente es Atlantic Sapphire y el enorme proyecto que esta compañía está implementando en las cercanías de Miami (Estados Unidos). Pero, ¿cómo nació se fue gestando esta iniciativa?

Los dueños de Atlantic Sapphire son dos noruegos, Johan Andreassen y Bjorn-Vegard Lovik, que tienen una larga historia en la salmonicultura de su país, siendo los primeros en comenzar a usar –en la década de 1990– peces limpiadores, en vez de químicos, para combatir el piojo de mar. De hecho, fueron los gestores de Villa Organic, la primera compañía noruega para la producción de salmón orgánico.

Años más tarde, estos emprendedores quisieron ir más allá y en 2010 dieron paso a Atlantic Sapphire, empresa bajo la cual comenzaron a experimentar en el cultivo de salmón bajo ciclo completo en tierra, esperando seguir avanzando hacia una acuicultura cada vez más sustentable.

El primer intento se dio con el inicio de las operaciones, en 2011, de su “Bluehouse” –así suelen llamar a sus instalaciones productivas– en Hvide Sande (Dinamarca), la cual ha producido, hasta la fecha, más de 25 generaciones de salmón Atlántico (Salmo salar) bajo sistema RAS.

En forma simultánea, Johan Andreassen y Bjorn-Vegard Lovik comenzaron a idear su proyecto principal: la construcción de una gran Bluehouse en Homestead, Florida (Estados Unidos), con el fin de estar cerca de uno de los principales mercados para el salmón a nivel mundial.

Los planes de Atlantic Sapphire han ido aumentado con el paso del tiempo. Hoy, la compañía planea llegar a producir 220.000 toneladas de salmón Atlántico para 2031 en Estados Unidos. En Dinamarca, en tanto, y como ya se mencionó, la firma tiene capacidad para producir 2.400 toneladas métricas (HOG) al año y por ahora no se esperan nuevas ampliaciones.

 

  • Superior Fresh:

Pero Atlantic Sapphire no es el único emprendimiento vinculado a la producción de salmón en tierra. En Estados Unidos –en el área de Northfield, Wisconsin– ya está operando Superior Fresh, proyecto que contempla tanto la producción de peces, como una granja de acuaponía a gran escala.

Según lo informado por la compañía, su proceso de producción parte con la incubación de las ovas, para pasar, posteriormente, a la engorda en sistemas cerrados, donde los peces son alimentados con una dieta orgánica rica en harina y aceite de pescado provenientes de pesquerías sostenibles. Durante todo el proceso, se pone especial atención en mantener el bienestar de los peces. “El material de desecho se extrae permanentemente, mientras vamos agregando agua limpia y fresca que garantiza una calidad de agua óptima”, ha informado la empresa.

Al igual que Atlantic Sapphire, desde Superior Fresh argumentan que una de las principales ventajas de este tipo de producción es que se evita estar transportando productos del mar por miles de kilómetros hasta llegar a los consumidores.

Además, dicen, este modelo se puede replicar casi en cualquier lugar, apareciendo así la posibilidad de ampliar el suministro de pescado fresco y con un reducido impacto ambiental en los mercados. De igual forma, “los peces en sistemas controlados no pueden escapar y no interactúan ni impactan a las poblaciones silvestres”, han declarado.

Según un reporte publicado recientemente por la Global Aquaculture Alliance (GAA), esta compañía estaría planeando expandir su producción hasta alcanzar 1,5 millones de libras (750.000 toneladas) anuales para 2022.

 

  • Pure Salmon:

En 2016, en tanto, partió Pure Salmon, firma creada por 8F Asset Management, una compañía global de gestión de activos centrada en la inversión de alto impacto, con sede en Singapur. Este proyecto considera la operación de diversos centros de producción de salmón en tierra bajo sistemas RAS, en un ambiente puro y bioseguro, libre de químicos, pesticidas, antibióticos, microplásticos y otros elementos que pudieran ser contaminantes.

La primera instalación de Pure Salmon ya está en pleno funcionamiento en Polonia, produciendo 450 toneladas al año, y sirviendo como un centro de prueba de concepto, investigación y desarrollo y de capacitación para la empresa.

Además, la compañía ha anunciado instalaciones en Japón (10.000 toneladas), Estados Unidos (20.000 toneladas), Europa (10.000 toneladas), China (5 x 20.000 toneladas), Lesotho (20.000 toneladas) y Brunei (10.000 toneladas). “Todos estos proyectos contribuyen al objetivo general de alcanzar 260.000 toneladas de producción a nivel mundial”, expresa el ejecutivo (ver entrevista en esta misma edición).

 

  • ¿Es rentable?

Acuicultores de todo el mundo están muy pendientes del avance de los proyectos de producción de salmón en tierra alrededor del mundo. La expectación es grande. Incluso, se dice que varios chilenos han viajado a Miami para conocer las instalaciones de Atlantic Sapphire, las que frecuentemente son calificadas como “impactantes” debido a su gran magnitud.

Según los expertos, se trata de una piscicultura RAS de mucho mayor envergadura en comparación con cualquier otra en su tipo, en cualquier lugar del mundo. La gran duda tiene que ver con que si estas iniciativas a gran escala lograrán ser eficientes tanto en lo productivo como en lo económico.

En la última versión de la conferencia internacional AquaForum –realizada en Chile en octubre de 2019– el analista senior de DNB Bank ASA, Dag Sletmo, efectuó una revisión acerca de los desafíos de la salmonicultura mundial. En cuanto al cultivo de ciclo completo en tierra, sostuvo que se trata de una propuesta interesante, pero que no se puede pensar que esta sería la única solución para una acuicultura sustentable.

En la actualidad hay más de 50 proyectos para cultivo de salmón en tierra, bajo sistemas RAS, a nivel global y se cree que de aquí al 2050 se podrían producir unas 250.000 toneladas bajo este modelo de producción, lo que representa alrededor del 25% de la producción mundial de salmónidos. Lo concreto es que esta es una tendencia que crece cada día más y que espera quedarse y consolidarse en el tiempo.

 

VER MÁS
17 Septiembre 2020
Programa de Investigación Pesquera UACh participó en conversatorio que abordó necesidades y desafíos de la primera área protegida de Los Ríos

La actividad reunió a distintos gestores públicos y privados de la pesca artesanal; micro, pequeños y medianos empresarios; dirigentes de gremios y organizaciones.

Una interesante discusión presentó el conversatorio virtual titulado “Primera área protegida para Los Ríos: las necesidades y desafíos de un proceso colaborativo y participativo”; convocado por la Corporación Regional de Desarrollo Productivo (CRDP) de Los Ríos y conducido por la Universidad Austral de Chile (UACh) y la ONG Conectar para Conservar.

La cita se desarrolló a través de Zoom y reunió a distintos gestores públicos y privados de la pesca artesanal; micro, pequeños y medianos empresarios; dirigentes de gremios y organizaciones de base del territorio entre Corral  y La Unión.

El objetivo de la reunión fue, junto con presentar el proyecto “Gestión del espacio costero de Los Ríos» que ejecuta la UACh y la ONG Conectar para Conservar, socializar la importancia y necesidad de implementar un modelo de gestión de AMCP para la Región de Los Ríos y dialogar sobre el futuro de la pesca artesanal en relación a esta iniciativa de protección y uso sostenible, así como a las posibilidades de diversificación productiva.

Entre los expositores estuvieron Ángel Beroiza, CRDP; Carlos Molinet, director Proyecto AMC Los Ríos; Marco Ide, FIPA SUR; Alfredo Almonacid, director ONG Conectar para Conservar; Margarita Huala, presidenta Comunidad Indígena We Llanca Milla Nueva Perla Dorada; y Adela Arriaza, representante comunidad Chaihuin.

El director del proyecto, Dr. Carlos Molinet, valoró la iniciativa impulsada por la Corporación de Desarrollo de la Región de Los Ríos y destacó la participación de representantes que habitan y explotan el territorio costero de esta región: “Fue muy enriquecedor conocer de primera fuente el sentir de quienes habitan el borde costero, me sentí honrado de estar en un conversatorio con ellos”.

Además, el académico e investigador de la Universidad Austral de Chile destacó el liderazgo de «la ONG Conectar para Conservar en esta iniciativa y su compromiso con el desarrollo sustentable de este territorio».

Una vez finalizadas las exposiciones programadas, se dio paso a una breve discusión donde los asistentes tuvieron la oportunidad de realizar comentarios, preguntas y/o aclarar dudas, para concluir con las reflexiones finales de los ponentes.

Quienes estén interesando en revisar el seminario virtual, favor hace clic en el siguiente enlace.

VER MÁS